Introducción

Desde hace unas décadas, el consumo de kiwi se ha extendido por todo el mundo.

La no agradable apariencia exterior contrasta con un atractivo interior y las personas han aprendido a valorar sus cualidades alimenticias (tiene un rico aporte en minerales, vitaminas C y E, además de un elevado contenido en fibra) y por todo ello es una fruta cada vez más demandada.